¿DISFRUTAS UNA RELACIÓN SANA O VIVES UN AMOR TÓXICO?

23.08.2019

¿Vives en una relación de amor ambiguo? ¿Algunas veces sientes que te quiere y otras no? ¿Te hace desconfiar, dudar de ti y/o te crea inseguridad? ¿Sientes que la relación te resta más que suma? Entonces te propongo que sigas leyendo.

Hay muchos tipos de relaciones, en este artículo escribo concretamente sobre la diferencia entre las relaciones sanas, tóxicas y los diferentes tipos que existen.

Una relación de pareja sana se define como un vínculo sentimental/afectivo entre dos personas que a pesar de sus diferencias se complementan el uno con el otro.

Es importante destacar que el cine y los medios de comunicación nos han mostrado una visión distorsionada y ficticia de las relaciones. Nos han vendido la relación sana como un estado de felicidad permanente sin conflictos ni peleas. Pero esto no es cierto, no existe una relación perfecta sin discusiones. En realidad, una relación sana suele ser beneficiosa, en el cual las dos partes crecen y aprenden el uno del otro. La relación se caracteriza por el respeto, la aceptación del otro y la lucha constante para trabajar las debilidades y diferencias que puedan ir surgiendo.

Cuando los valores anteriores se rompen, el amor se vuelve una carga de dolor y sufrimiento para uno o la pareja. En estos casos se categoriza con el concepto de relación tóxica.

pareja - maltrato
pareja - maltrato

Una relación tóxica se puede basar en el maltrato físico y/o psicológico/emocional, por lo tanto no siempre es tan evidente ni fácil de identificar. Se define como aquella relación en la que uno o los dos integrantes tiene un comportamiento impropio, que puede llegar a suponer una situación de vulnerabilidad física, psicológica y emocional para el otro. Son relaciones que no favorecen el crecimiento personal, sino que generan una fuente de frustración, insatisfacción, ansiedad continua y baja autoestima, entre otras emociones negativas.

Hay diferentes tipos de relaciones tóxicas que describo a continuación:

- Relación de poder de decisión: es aquella en la que uno de los dos toma la capacidad para tomar todas o casi todas las decisiones importantes, definiéndose como el líder de la relación y la otra parte queda totalmente anulada.

- Relación de chantaje: es aquella en la que un miembro coge el papel de víctima para que la otra persona se sienta mal induciendo el sentimiento de culpa. De esta forma se consigue que el otro actúe a su modo, de manera que manipula indirectamente a su pareja.

- Persona o relación idealizada: en el primer caso es cuando la persona se enamora de una versión idealizada del otro. Este hecho puede haberse percatado durante los primeros meses de la relación, pero se continua en ella pensando que en un futuro cambiará para amoldarse a nuestras expectativas. Cuando se hace evidente que la otra persona no cambia, aparecen los sentimientos de rabia, rencor y presión en forma de maltrato para que la persona cambie. En el segundo caso, es cuando hay un alto grado de idealización con expectativas muy diferentes acerca de la relación. Este problema empieza como un problema de comunicación que a la larga se transforma en una relación tóxica llena de frustraciones y rencores cuyos efectos se notan a largo plazo.

- Relación basada en la mentira: es un tipo de relación en la que se engaña afectivamente a la pareja y se utiliza a ésta como un medio para llenar un vacío, ya sea para obtener la aprobación de los otros o acceso a ciertos recursos. Se puede dar el caso en que la persona no sea completamente consciente de este engaño.

- Relación basada en el miedo: en este tipo de relaciones englobamos las relaciones de maltrato tanto físico como verbal, en el cual prevalece el miedo a que la otra persona se entere de ciertas cosas por las consecuencias que puedan surgir.

relación tóxica - psicomaresme
relación tóxica - psicomaresme


Por último quisiera aclarar que esto son solo algunos tipos de relaciones y comportamientos tóxicos que existen, pero ¡Ojo! Todos tenemos ciertas actitudes impropias en algún momento, pero no por eso quiere decir que vivamos una relación tóxica. Para que se defina como tal tiene que haber comportamientos insanos repetitivos acompañados de sufrimiento y dolor.

Si quieres saber más sobre signos de alerta para identificar una relación tóxica, te propongo que leas el artículo que he compartido en Mala Delicada.

Si tienes alguna duda o te sientes identificado en alguna de estas relaciones no dudes en pedir ayuda.