EL SÍNDROME DE PETER PAN

05.09.2018


Peter Pan fue un personaje de ficción creado por James Matthew Barrie en 1904. Este personaje fue creado para una obra de teatro muy famosa en nuestros días y que llegó a un gran número de espectadores de todo el mundo.

A grandes rasgos Peter Pan es un niño de 10 años que nunca crece y que odia el mundo de los adultos. Peter Pan vive en un maravilloso mundo lleno de aventuras y sin ningún tipo de responsabilidad.

Aunque es un personaje que nunca ha existido, hoy en día nos encontramos cada vez más a menudo con este perfil de hombre joven e inmaduro que no quiere crecer. ¿Pero cual son las causas que provocan la proliferación de este perfil de hombres que temen al compromiso, que se niegan a evolucionar y a comportarse como adultos?

Las causas principales son el déficit afectivo durante su infancia, el cual se manifiesta con recibir menos afecto y dedicación familiar del que necesita el niño para sentirse querido y comparaciones con hermanos que pueden hacer que se sienta inferior a los demás. El déficit escolar, es decir, cuando el niño no puede aprender lo suficiente por falta de capacidad, esfuerzo o apoyo adecuado, es cuando empieza a tener dificultades para asimilar los contenidos del curso y aparece el sentimiento de déficit escolar. Por último la educación permisiva también promueve este tipo de perfil, ya que el exceso de protección y falta de límites de educación rompen la relación entre esfuerzo y recompensa y el niño aprende que el mejor modo de realizar sus deseos es seguir comportándose como un niño.

Por lo tanto, cuando el niño no recibe afecto suficiente para sentirse querido, alto sentimiento de inferioridad, ausencia de límites claros de lo permitido, reúne todas las condiciones necesarias para quedarse en la infancia porque no se le está preparando para ser adulto.

Algunos de los rasgos básicos del comportamiento infantil son:

  • Dificultad para disciplinarse
  • Predominio del juego y la evasión
  • Conductas imprudentes y arriesgadas
  • Dificultad para asumir responsabilidades
  • Comportamiento egocéntrico y narcisista
  • Demanda constante de afecto y protección
  • Búsqueda de aprobación y escasa resistencia a la frustración
  • Mentiras de afirmación y ocultación
  • Búsqueda de modelos de afirmación

Todos estos comportamientos son habituales en la infancia cuando el niño es un proyecto de hombre regido por el principio del placer sin principio de realidad que le permita aceptar ser adulto y ganar más autonomía personal.

A través del Análisis Transaccional explicamos de forma magistral como se relacionan psicológicamente las personas consigo mismas y con los demás. Fue un sistema ideado por Eric Berne en 1958.

Este sistema parte de la base que todas las personas poseen, a nivel psicológico, tres elementos que interactúan entre si: Padre, Adulto y Niño, cada uno con sus características pertinentes. El Padre aporta toda la información relativa a las normas y límites de conducta. El Adulto se encarga de procesar la información del Padre y del mundo exterior y decide hasta que punto debe respetar sus consignas. Y el Niño simboliza la parte infantil del sujeto que intenta satisfacer sus necesidades básicas y disfrutar de la vida sin tener en cuenta las limitaciones del padre. Dependiendo de cual predomine el sujeto se clasificará en una persona reprimida, inmadura o bien madura.

En caso de sentirse identificado o querer saber más información sobre ello puedes hacernos llegar tus dudas y te ayudaremos en todo lo posible.



#psicologia #psicologiaymente #barcelona #mataro #psicoterapia #psicologa #ayuda #bienestar #saludmental #psicoterapeuta #domicilio #consulta #psicologiapositiva #peterpan #inmaduro #madurez #hombres #padre #niño #adulto #analisistransaccional #Berne #Antonibolinches #Peterpanpuedecrecer